¿La mejor película de la historia de Pixar?

Os proponemos un juego, se llama: encuentra la frase clonada. Buscad críticas de Del revés (Inside Out) en Internet y rastread en ellas hasta que encontréis la frase es la mejor película de la historia de Pixar” o una similar. Todos (TODOS) los críticos se han lanzado sin reparos a la piscina del eslogan barato. Pixar ha conseguido que aceptemos con unanimidad su última película como la mejor de su historia, a pesar de que, cinematográficamente hablando, es de lo más irregular.

La productora del flexo saltarín nos presenta un producto brillante, y a la vez mediocre, emocionante, y al tiempo aburrido, una de las películas más originales pero también previsibles de la historia de la animación. ¿Por qué, Pixar? ¿Por qué? ¿Por qué tu ejército de brillantes guionistas han invertido tanto en algunas partes del filme y tan poco en otras?

inside-out-pixarDel revés (Inside Out), 2015 / Foto: Pixar.

Del revés comienza con buen pulso: nos presenta personajes con carisma, su diseño es más que atractivo, su argumento, original (a pesar de lo mucho que se inspira en Brain Divided,  un cortometraje anterior que, por cierto, no es de Pixar) y emotivo. La idea de colarnos en la mente de la protagonista y asistir, como espías, al desarrollo de las relaciones entre Alegría, Tristeza, Asco, Ira y Miedo es brillante; la metáfora de la adolescencia como un período de caos interno, de Óscar… y aquí es donde comienza a decaer Del revés, exactamente a los diez minutos de comenzar.

Justificar el conflicto pre-adolescente de la protagonista como consecuencia de una mudanza es algo manido, sobre todo en el cine estadounidense (estamos hartos de familias americanas que se mudan de costa a costa), que el clímax humano de la película sea la fuga de una niña angustiada porque no siente que sus padres la entiendan es algo tan fácil que resulta (o debería resultar) ofensivo para el público (estamos hartos de adolescentes que se fugan de casa), y que la aventura no humana” de las emociones se limite a un camino de regreso a casa” al estilo Toy Story, es otra huída hacia adelante de los guionistas. Lo genial muere ahogado por lo obvio y lo facilón. Cada vez que Del revés parece tropezar con una idea brillante (el personaje de Asco es un filón no aprovechado y las interacciones entre las emociones de los adultos otro sobre el que pasan de puntillas) la desecha enseguida para seguir su monótono camino adoquinado con tópicos made in USA.

Quienes hablan con tanta alegría de Del revés como la mejor película Pixar de la historia parecen haber olvidado las geniales Wall·e, Ratatouille o Toy Story 3, con guiones de genialidad constante, sin lagunas ni caídas en barrena.

Lo mejor de Del revés que, pese a todo, es una buena película, y funciona como comedia familiar— es su inteligente moraleja final. Es de agradecer que Alegría (y con ella la sociedad en general) entienda que no puede detentar el mando todo el tiempo, y que debe compartir el trono con sus compañeras, sobre todo con la denostada Tristeza. De un tiempo a esta parte los medios, el cine, los libros y la sociedad nos obligan a tomar el camino del optimismo y la ilusión perpetuas. Del revés es una brillante reflexión sobre la realidad de la vida: cada emoción tiene su lugar, y cada momento debe ser recordado con la mezcla real de sensaciones que dejó en nuestra mente. Es tan importante el mensaje que casi perdonamos que hayan optado por el camino fácil. Porque no os engañéis, probablemente salgáis del cine con una sonrisa en los labios: se la debéis a las enormes ganas que, como espectadores, tenemos últimamente de encontrar películas que «nos rompan por dentro», no a que Del revés sea (cinematográficamente y emocionalmente hablando) la obra maestra que Pixar está intentando vender.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies