‘Madrid, qué bien resistes’: una mirada sobre ayer y hoy

A veces sitios pequeños albergan grandes obras. En la calle Padilla, número 1, de Madrid, se encuentra uno de esos lugares. Por cuestiones que no importan nada caminaba yo un jueves de julio por las calles del barrio de Salamanca, un Madrid que me es, por decirlo de alguna manera, esquivo. O quizás se lo sea yo a él. No hubiera podido imaginar que allí iba a encontrarme, por pura casualidad, un pequeño refugio de ese otro Madrid que me es mucho más familiar, el cantado en viejas coplas, el de la resistencia.

En la calle Padilla, el número 1 tiene dos accesos, el portal perfectamente ubicado, con su orondo conserje perfectamente definido, y a unos metros un acceso como de servicio, con un antiguo patio empedrado. El patio es umbrío y tiene en el suelo una hilera de velas, apagadas durante el día, en riesgo de ser pisoteadas, pero que, al caer la noche, le deben otorgar una visibilidad y una estampa casi feérica. Si uno sigue el camino de las velas puede llegar a una galería de arte, de nombre standArte, un espacio mínimo, menor que muchos de los roperos de algunos pisos de su mismo distrito. La vi por casualidad, y me adentré por curiosidad. A la sorpresa de su espacio ínfimo le sucedió una mayor, la del descubrimiento de una exposición maravillosa, terrible y poética: los collages fotográficos de Javier Maquerie, parte de una serie titulada Madrid, qué bien resistes.

Cuando entré en la galería no había nadie, al margen de la chica de la casa, que leía un libro. Sonaba Chopin, creí reconocer. En las paredes colgaban treinta y dos obras, veinticinco de ellas enmarcadas, veinte en pequeño formato de 20×20. Todas del fotógrafo Maquerie. No eran, sin embargo, treinta y dos fotografías, sino el doble, sesenta y cuatro. Cada obra estaba compuesta por dos fotos de Madrid, una en blanco y negro, del Madrid de la guerra, y otra del mismo lugar en nuestro presente, colorido y olvidadizo. Una superposición de casi ochenta años que obligaba a viajar en el tiempo, o más bien, en la memoria. 

El proyecto de Javier Marquerie, del que la galería standArte ha tenido expuesta una parte de las obras, se compone de un total de 122 fotografías, distribuidas en cinco bloques temáticos: La Vida, El Cascote, El Viaje, La Guerra y La Sangre. Todas ellas son conmovedoras, unas espeluznantes, otras tiernas, nostálgicas y dolorosas, edificantes y críticas. El trabajo técnico de Marquerie es tan asombroso como su calidad artística, el perfecto ensamblaje de las imágenes, para el que tuvo que acertar con la misma óptica y el tiro de cámara exacto de la fotografía del Madrid en guerra, es magistral. En el libro del proyecto, del que solo se editaron diez ejemplares y que podía ojearse en la galería, Marisol Costi, escritora que lo prologa, cuenta que Marquerie, una vez hallado el punto exacto desde el que se dispararon las fotografías antiguas, esperaba horas hasta que el sol hacía coincidir la longitud de las sombras de hoy con las del ayer. El esfuerzo y la dedicación del artista, sin duda, merecieron la pena. El resultado es estremecedor, más para quienes Madrid significa otra cosa que un punto en el mapa o un remite acostumbrado.

Tuve suerte de encontrar la exposición, dos días más tarde no hubiera podido descubrirla ya —terminó el día 15 de julio de 2016—. Si uno de los propósitos del arte es hacer pensar, las fotografías de Javier Marquerie lo consiguen. Tal vez una exposición como la suya cobra más sentido en un sitio como la pequeña gran galería standArte, en pleno barrio de Salamanca. En ningún otro sitio de la ciudad podría adquirir tan significativa resonancia el lema de la antigua tonada popular: Madrid, qué bien resistes.

Madrid_resiste_Javier_Marquerie_2

Madrid_resiste_Javier_Marquerie_1

Madrid_resiste_Gran_Vía_Javier_Marquerie

Madrid_resiste_Fuencarral_Javier_Marquerie

Madrid_resiste_Javier_Marquerie_3Fotografías de la colección Madrid, qué bien resistes, de Javier Marquerie.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies