Venezuela

En 1920, los periodistas Walter Lippman y Charles Merz publicaron en la revista The New Republic un estudio sobre la cobertura que el New York Times había dado entre 1917 y 1919 de la Revolución Rusa. El reportaje, titulado A Test of the News, puso en ridículo la cobertura del gran diario neoyorquino, plagada de distorsiones y falsas informaciones. El trabajo de Lippman y Merz es uno de los ejemplos más conocidos en la historia del periodismo sobre la honestidad o no de la prensa. El periodista David Randall, en su famoso libro El periodista universal, al hablar sobre el caso, expone el siguiente resumen: “Descubrieron [Lippman y Merz] que en esos dos años el diario [el NYT] informó de que: el gobierno bolchevique había sido derrocado o estaba a punto de ser derrocado (91 veces); Lenin y Trotsky estaban preparando su huida (4 veces); Lenin y Trotsky habían huido de Rusia (3 veces); Lenin había sido encarcelado (3 veces); habían asesinado a Lenin (1 vez)”. Las informaciones de las que se valía el Times para fantasear con lo que estaba ocurriendo en Rusia le llegaban de Riga, a 500 kilómetros de Petrogrado, donde todas las fuentes eran de dudosa credibilidad. Lo que importaba en la redacción del Times, no obstante, no era la verdad de los hechos, como puede comprenderse.

Esta semana, en España, se ha hablado mucho de Venezuela. Al menos los grandes medios de comunicación lo han hecho. Con insistencia, hasta la distorsión. Si hiciéramos un ejercicio mínimamente parecido sobre las coberturas de los grandes periódicos españoles de la realidad venezolana, al estilo del análisis de Lippman y Merz sobre el Times y Rusia, ¿creen que identificaríamos un cierto proceder similar? Veámoslo. Tomemos los tres periódicos generalistas de tirada nacional más importantes de España: El País, El Mundo y ABC. Y contrastemos el volumen y tono de las noticias dedicadas a Venezuela o con una relación o mención directa a la situación de Venezuela, con, por ejemplo, una información que también ha sido noticia esta misma semana, la publicación por parte del Instituto Nacional de Estadística de la Encuesta sobre las Condiciones de Vida en España.

En primer lugar, tal vez sobre, por evidente, decir que la línea editorial de los tres periódicos españoles ha sido común en su posición sobre la situación política y social en Venezuela, informando sobre un contexto de caos y violencia generalizados. Los datos objetivos y contrastados por fuentes fiables son pocos, pues el foco se ha puesto sobre las declaraciones de diversas figuras políticas del país latinoamericano y de nuestro propio país, aprovechando que el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, y que el expresidente del gobierno Jose Luís Rodríguez Zapatero estuvieron por allí.

El País, antes de acabar esta semana del 23 al 29 de mayo, ha publicado 15 piezas sobre Venezuela. No deja de resultar llamativo que, en el mismo periodo, el diario de Prisa haya elaborado solamente dos artículos sobre informaciones relacionadas con la corrupción en España: uno sobre corrupción policial en la ciudad de Palma de Mallorca, y otro sobre el “carpetazo judicial a la corrupción urbanística en Sanxenxo”. Poca cosa para un país en el que las tramas de corrupción son el indigesto pan de cada día. Pero vayamos a las informaciones del INE sobre las condiciones de vida de la población en España —el informe que publica es el de 2015, elaborado con datos de 2014—, El País ha publicado solamente 2 artículos sobre los datos del Instituto, poca atención que podría resultar comprensible si la información no aportara el escalofrío que aporta, según el titular del propio diario El País: “Un 28,6% de los españoles está en riesgo de pobreza y exclusión social”. 

El Mundo, que esta misma semana ha cambiado de director, no parece haber cambiado de línea ni estilo informativo. Venezuela se ha colado, en los últimos seis días, en 30 artículos. A la encuesta del INE sobre cómo viven los españoles, sin embargo, le dedica 4 piezas: dos son reportes breves de agencias, uno es un artículo bajo el titular “El 40% de los españoles no puede permitirse irse de vacaciones al menos una semana al año”, y por último una columna de opinión, titulada ‘La pobreza y Venezuela’. No es broma. Lucía Méndez, que es quien firma las 165 palabras de la columna, comienza escribiendo: “Uno de cada cinco españoles vive por debajo del umbral de pobreza”; y concluye su raquítica columna así: “Y mientras tanto, los candidatos haciéndose selfies y hablando de Venezuela. Allí sí que hay pobres por culpa del populismo”. Si creían que era imposible relacionar la pobreza en España con el chavismo, aquí tienen la prueba para despertar de su candidez.

ABC, supera a El País, pero no a El Mundo, en su cobertura sobre Venezuela, dedicándole 17 artículos esta semana. A la encuesta del INE sobre cómo van las cosas por las casas españolas, le deja hueco para un humilde artículo. ABC, por supuesto, se muestra muy orgulloso de su labor ‘informativa’, tanto que se dedica a sí mismo un artículo sobre la forma en que están elaborando noticias relacionadas con la situación venezolana. La pieza se titula ‘The New York Times, The Washington Post y ABC ratifican su compromiso informativo’, y en ella el veterano diario español hace suyas las frases del periódico neoyorquino sobre la acusación del gobierno venezolano de existir una campaña mediática internacional para influir en el futuro del país: “The New York Times informa sobre lo que ve, documentando cuanto nuestros corresponsales encuentran sobre el terreno, tanto sea en EE.UU, como en cualquier otra parte del mundo. Nos reafirmamos en nuestros análisis y en nuestra cobertura en profundidad sobre Venezuela”. Quién puede dudar de que el Times haya hecho algo distinto a lo largo de su historia, ¿verdad? Es lógico que la prensa española se sienta inspirada.

29 de mayo, 2016.

***

Puedes leer éste y otros artículos en el libro Otro periodismo.
Encuéntralo en nuestra tienda y colabora con el periodismo independiente.

Libro Otro Periodismo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies