Lejos de la costa

“Lejos de la costa”, esa sería una posible traducción de ‘offshore’. Panamá es el pequeño país que une el enorme triángulo continental sudamericano con la América Central, un estrecho brazo de tierra que separa dos océanos. El 3 de abril, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, en colaboración con medios de prensa de todo el mundo —en España La Sexta y El Confidencial— comenzaron a publicar en exclusiva los conocidos como ‘Panama Papers’. Estos ‘Papeles de Panamá’, más de 11 millones de documentos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, desvelaban un monumental entramado para la evasión fiscal, mediante empresas ‘offshore’. Los nombres relacionados con la filtración implican a 140 políticos, entre ellos 12 jefes de Estado, a familiares directos de importantes cargos, a 29 de las 500 personas más ricas del mundo, y a un sinfín de personalidades conocidas del deporte, la cultura y el espectáculo.

Nada sorprende. Las exclusivas son cada vez menos impactantes, tal es el grado de comprensión y aceptación social de la corrupción. La propiedad de una ‘offshore’ no es un delito como tal, lo es la ocultación al fisco patrio del capital contenido en ella. Eso es lo que entrará —cabe presuponer— a investigación a partir de ahora. Sabremos en algún momento si Pilar de Borbón, Miguel Blesa, Pedro Almodóvar, Imanol Arias y tantos otros españoles declararon o no sus capitales de ultramar a Hacienda. Sabremos también si lo hicieron Valdimir Putin o Mauricio Macri, el padre de David Cameron o el secretario personal de Mohamed VI de Marruecos, el empresario Mounir Majidi. Importará poco, por eso lo sabremos. El escándalo resonará más sobre unos que sobre otros. Porque, a fin de cuentas, la lógica que sustenta ciertas filtraciones a la opinión pública es la de la lucha entre iguales, la de la competencia monopolista.

El alcance de los Panama Papers opera en el terreno de la ‘opinión pública’, ya ni siquiera en la sociedad, compuesta por personas reales, como tal, sino en una abstracción volátil y desmemoriada. WikiLeaks informaba, después del estallido del escándalo de Mossack Fonseca, de una más que posible financiación de la filtración por parte de los Estados Unidos. Detrás del Consorcio Internacional de Periodistas de Investagación se encuentran importantes organizaciones, como la Open Society Foundations o la Ford Foundation, ligadas a magnates como George Soros —la primera— y a la política exterior estadounidense. El objetivo de convertir a los Estados Unidos en la nueva mejor opción para la evasión fiscal de los grandes capitales es una realidad ya avalada por la compañía de información financiera Bloomberg —fundada por el conocido alcalde de Nueva York.

Lejos de la costa, y lejos de todo. Cuanto más eco mediático genera una noticia más difícil se vuelve analizar su contenido con nitidez social, como si estuviéramos a muchos kilómetros y no pudiéramos distinguir claramente el paisaje dibujado. Los que nos ganamos la vida trabajando estamos tan lejos de esos paraísos y esas costas a las que arriban con ocultación las grandes empresas que poco o nada nos afecta ya su conocimiento. Porque, no nos engañemos, a estas alturas ya sabemos que todos esos capitales fugados tampoco iban a ser invertidos en políticas sociales si hubieran caído en el saco de la Hacienda pública. El entramado ‘offshore’ es parte del entramado de interior, no es la parte indigna de un sistema justo, sino una pata más del mismo. Las leyes están hechas para beneficio de una clase, y en la lucha de esa clase por encontrar una mejor posición de poder manda el caiga quien caiga. 

La corrupción es consustancial al capitalismo. Dentro de un mes: ¿quién se acordará de los ‘Papeles de Panamá? ¿Qué habrán cambiado las filtraciones en las condiciones de vida de miles de millones de personas? Hay que luchar contra la corrupción en un marco de lucha contra el sistema en su conjunto. Otra cosa seguirá siendo, tan solo, por desgracia, un tímido signo de exclamación en la ‘opinión pública’.

10 de abril, 2016.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies