Kit del buen aficionado al Giro de Italia

¿Piensa en rosa? ¿Considera que esas camisas que todos ven horteras son realmente un dechado de estilo? ¿Le gustan los puertos nevados, las carreteras al borde de la mar, las historias contadas al fuego? ¿Adora la pizza? Si la respuesta a estas preguntas es “sí” tenemos que comunicarle que es usted un candidato perfecto para ser un loco del Giro de Italia. Y desde aquí vamos a ayudarle a ver esta carrera como es debido…

Porque en realidad no hablamos del Giro, no… hablábamos de ti, que sabemos que es un tema que te gusta. Porque tú eres la persona perfecta para seguir el Giro de Italia. Moderno, estiloso, con un puntito rebelde. Entiendo que el Giro no tiene la fanfarria cunicular y mediática del Tour, y tampoco tiene ese punto carpetovetónico que se nos pone a veces en la Vuelta, con sus cuestas imposibles al lado de nuestra casa de las que fardar después con los de la casa de al lado. Por no tener, el Giro ni tiene ese punto tan épico, tan de ciclismo antiguo, tan de olor a cerveza, de las clásicas del norte. Pero, escucha, el Giro tiene muchas otras cosas. Y todas muy atractivas, haznos caso. Es una carrera vitalista, luminosa, entretenida. Y algo golfa, para qué engañarnos. Por eso, porque sabemos que eres al menos uno de esos cuatro adjetivos anteriores, desde Drugsotore Magazine queremos ayudarte para que puedas seguir el Giro de Italia como un auténtico tiffosi. Para que sientas la auténtica pasión de esta prueba… y des un pelín la nota.

Giro_Gaul_BondoneCharly Gaul en el Bondone, Giro de 1956.

1. Ponte rosa. El rosa lo inunda todo en la Italia del Giro. El rosa de la maglia que lleva el líder, el rosa de las páginas de la Gazzetta dello Sport, el periódico organizador. Todo el país viste de rosa sus casas, sus mascotas, sus vestimentas. El Giro es rosa y toda la sociedad es Giro. Además, Benito Mussolini odiaba la maglia rosa porque la consideraba de un color afeminado. ¿Afeminado? Si aquel fantoche pensaba eso es una razón más para vestirnos de rosa, ¿no?

2. Ten a mano un buen libro sobre Historia del ciclismo. El Giro vive de su historia, de las leyendas del pasado, de las gestas que se cuentan de padres a hijos y que hoy en día forman parte del inconsciente colectivo. El Giro es Gaul en el Bondone, y Binda en los Apeninos, y también Merckx en Lavaredo. El Giro es Bartali donde está Coppi, y Coppi donde está Bartali. El Giro es Magni mordiendo un tubular para soportar el dolor de su clavícula rota, es Nencini fumando tras cada etapa, es Fuente haciendo el loco por las montañas, es Ganna declarando tras vencer en la primera edición que le duele el culo. Eso es el Giro de Italia, ese es su pasado y de ahí bebe su presente. Por eso tienes que conocerlo todo…

Giro_d'Italia_-_Gino_Bartali,_Fausto_CoppiGino Bartali y Fausto Coppi.

3. W. La W en italiano significa “Viva” y es algo que verás muchas veces en el Giro de Italia. El origen de esta expresión viene de los primeros tiempos de la unificación transalpina, y ha quedado ya como un símbolo identitario más. Por eso aparece el “W Coppi” dibujado sobre la nieve del Stelvio, por eso puedes ver “W il Giro” escrito con casi cualquier cosa —pacas de hierba seca, coches, piedras— en casi cualquier lugar. Por eso se llama Wilier la marca Wilier, que tiene su sede en Trieste y cuyo nombre es un acrónimo de “Viva L´Italia Libera e redenta”. Y si no entiendes la importancia que tenía esa frase en un sitio como Trieste en la primera mitad del siglo XX te recomiendo que repases los apuntes de Historia del instituto, amigo…

4. Gelati, muchos gelati. Porque en el Giro de Italia también hace calor algunos días. Porque los italianos aman los helados. Porque en cada región por donde pase la carrera tendrán los mejores helados de Italia, se lo garantizo, los mejores, el resto son burdas imitaciones. Porque hay que disfrutar. Porque también hay fotografías de los grandes campeones comiendo helado. Porque, ¿he dicho ya que están deliciosos?

4. Algo de abrigo. Desengáñate, lo de los helados es solo una fachada, un recuerdo de los días buenos, de cuando el sol aprieta con tanta fuerza que uno se piensa que estamos en verano. Pero no, el Giro es pura primavera, y la primavera es, en las cumbres italianas que recorren los ciclistas, tiempo de nieves. Por eso no es extraño ver algunas etapas o puertos suspendidos debido a grandes nevadas. Por eso en el inconsciente colectivo, en esa retina común que los aficionados al ciclismo tienen, se agolpan las imágenes árticas, las estampas de ciclistas forrados de ropa avanzando a poca velocidad por paisajes de Asgard. Por eso el Gavia en el 88 y esa foto de van der Velde sin manguitos, por eso el Bondone en el 56 y esa mirada perdida de Gaul. Por eso, amigo, abrígate.

Giro_Vandervelde_GaviaJohan van der Velde en el Gavia, Giro de 1988.

5. Una bicicleta. Claro, una bicicleta. Porque el Giro se disfruta más si vas a verlo en bici, si subes el Pordoi recordando las hazañas de la Edad Dorada, si te retuerces en Fedaia como le pasaba siempre a Marino. Pero no una bicicleta cualquiera, ¿eh? Tiene que ser una máquina italiana, una de esas que tienen pedigrí. Pinarello, Bianchi, Colnago, Gios… esas son buenas elecciones. Si tienes una Legnano ya demuestras conocimiento y estilazo. Eso sí, prepárate para rascarte el bolsillo, porque son tan fiables y hermosas como caras.

6. Pintura. En el Giro de Italia cualquier lugar sirve para ser pintado. La carretera, la nieve, las praderas, incluso las casas. Allí el buen tiffosi dibujará mensajes de ánimo para sus ciclistas preferidos, sí, pero también cualquier cosa que quiera contarle al mundo, como su amor incondicional por cierta bambina, su respeto por la mamma o su odio a los políticos. Así que no puedes olvidar la pintura en casa, porque sin ella vas a estar mudo. 

7. Un disco de Verdi. ¿Te hemos comentado ya que el Giro es el orgullo de toda una nación? Nació apenas cuatro décadas después de la unificación italiana bajo la Casa de Saboya y siempre fue considerado como uno de los eslabones ineludibles de esa irregular y anárquica cadena que es Italia. Por ello escuchar a Verdi… más aun, cantar a pleno pulmón esos coros espantosos que tiene Verdi en algunas de sus obras es casi obligatorio. Para que quede todo un poco más pintoresco se recomienda escoger una de las primeras óperas del bueno de Giuseppe, una de esas que se leen hoy en día en clave nacionalista y que son el equivalente a una orquesta de fiestas patronales. Igual que con ellas, se recomienda cantar a Verdi borracho, muy borracho…

Giro d'Italia 2013 - Etapa 16Giro de Italia 2013 / Foto: Cyclingtips.

8. Perfiles. Lleva siempre encima los perfiles de las etapas. Los del Giro de Italia son tradicionalmente los más bonitos y exactos, y te puedes fiar de ellos para saber dónde se puede romper la carrera en mil pedazos. Nunca confíes en lo indicado por la organización, porque el Giro gusta de esconder pequeñas trampas, como puertos de más de diez kilómetros sin puntuar o auténticos colosos vendidos a la baja. Sé autosuficiente si no quieres perderte lo mejor. 

9. Italian style. Ya que vas a ver el Giro hazlo con un estilo netamente italiano. Y hablamos de vestir, sí, pero también de una actitud ante la vida. Consiste en ponerte algo siempre un poco más llamativo de lo que habitualmente llevarías, un conjunto que tenga un elemento chillón, que parezca fuera de lugar, que resulte demasiado colorido, demasiado escotado, demasiado veraniego, demasiado sport. Y después tienes que llevarlo con toda la naturalidad del mundo, como si estuvieras marcando tendencia. Porque realmente eso es lo que estás haciendo. Italian style. Al principio cuesta e incluso duele, pero pronto te convertirás en un referente para tus conocidos. O, al menos, no pasarás desapercibido.

10. Y pasión, mucha pasión. Porque el Giro de Italia es pasión, pasión por un deporte, por una Historia, por una forma de vida. Pasión por un país, por un paisaje, por un pueblo. Pasión. Nunca, nunca, te olvides de la pasión, por favor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies