Life Feels Good, el vaso medio lleno

Life Feels Good, del director polaco Maciej Pieprzyca, se vio por primera vez en España en el 52 Festival de Cine de Gijón, en una sección oficial que arrastraba varias decepciones; su proyección rompió la dinámica. Con una temática tan compleja y sensible como la parálisis cerebral –todas las enfermedades y problemas físicos y de salud requieren, para ser contados en película, verdadero talento y sensibilidad– no era descabellado esperar un film que buscase desesperadamente la compasión o la lágrima fácil, sin embargo y por suerte, no es el caso de Life Feels Good.

life feels good_fic xixon_drugstoreLife Feels Good (2013) / Tramway Film Studio.

La negación de la enfermedad de Mateusz –el protagonista– por parte de su familia, en un primer momento, pronto da paso a la comprensión, la búsqueda de la comunicación y al intento de brindarle una  vida lo más satisfactoria posible. Será factible de la mano de tres mujeres, con su madre como nexo y eje de tal conjunto.

Mientras los hermanos de Mateusz experimentan los cambios que supone la adolescencia, él tiene que conformase con ver la vida desde la ventana de su casa o en una esquina solitaria del parque. Ésto, sin embargo, no le impedirá conocer el amor e incluso el sexo. Miradas, sonrisas y gestos, en una incesante lucha por comunicarse.

Su vida cotidiana, la relación familiar y su lugar en el mundo exterior tienen un gran peso a lo largo de la historia; serán estos momentos los que nos permitan acercarnos y penetrar en el interior de Mateusz y de su entorno.

Grandes interpretaciones para sumergirnos de lleno en una tragicómica historia que pone el acento en las ganas de vivir y en el lado positivo hasta de la situación más desdichada.

La voz en off y una cámara donde tiene que estar arman esta historia agridulce. Una planificación que nos sienta en la silla de Mateusz, un héroe que se encuentra, irremisiblemente, en una situación de inferioridad respecto a un mundo que le observa, a menudo, debatiéndose entre la lástima y la indiferencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies